lunes, 17 de junio de 2013

Interiorizando la Gracia de Dios.

     Hace un tiempo cuando saqué el ticket para retirar el coche del parking, curiosamente en el billete ponia algo así "tiene 10 minutos de gracia para sacar su coche". Me impactó como a veces se siguen utilizando términos cristianos para describir situaciones. Es decir según el billete tenia 10 minutos para poder sacar mi coche con toda tranquilidad del parking, pasado ese tiempo volvería a entrar en Tarifa.
     Lo más importante es que la gracia de Dios no es temporal, ni casual, ni limitada, se da en el momento que hemos creído en El, este es nuestro tema de  hoy, nuestra reflexión cristiana.
     Vamos a imaginar por un momento que nos regalan un millón de euros, seguramente esa mañana en el sitio donde solemos tomar café  bien sea nuestro bar habitual o maquina de fabrica seguro que expresaríamos nuestra satisfacción por lo sucedido diciendo " Café, para todos pago yo.
     Siguiendo con ese ejercicio de imaginación, imaginemos que nos han regalado una hermosas casa grande con unas vistas impresionantes, seguramente esa mañana en el mismo bar también diríamos expresando nuestra satisfacción " Café, para todos .... pago yo.
    Y si eres enfermo terminal y ese mismo día te dicen que estas curado,  ¿ que dirías en el mismo sitio ?seguramente también lo expresarías así "Café para todos pago yo....
     Pero y si un día te enteras que hay alguien  ha muerto por ti en la Cruz del Calvario, dándote la salvación eterna, ¿que dirías esa mañana en el mismo Bar.?
     Cuando hemos interiorizado la gracia de Dios en nuestra vida nos sentimos agradecidos por lo que Dios ha hecho por nosotros, y automáticamente esa "Gracia" la devolvemos a otros. Dios perdonó nuestra deuda de pecado, ¿Hacemos lo mismo nosotros? ¿Perdonamos a otros? ¿Hay una actitud en nuestra vida de bendecir a los demás?
     Si nos regimos por los patrones de este mundo seguramente, nos podemos agarrar a muchos derechos legítimos desde el punto de vista humano, pero la Gracia de Dios es algo que traspasa lo que es justo y ético, es lo que puede marcar la diferencia en nuestros medios. En una sociedad donde falta agentes de la gracia de Dios ¿Estamos agradecidos? o por el contrario ¿Nos sentimos desgraciados con nuestros problemas?

                                             "De gracia recibisteis, dad de Gracia" 
                                                             Mateo 10 :8

No hay comentarios:

Publicar un comentario