jueves, 19 de septiembre de 2013

La vela

      Últimamente me enfado con mi hijo ya que le gusta experimentar con las velas de colores, las enciende y observa como se consume, pero lo que mas rabia me da es ver el suelo lleno de esas pequeñas motas de cera que impregna la vela.
     Siempre le digo que : 1º la función de esa vela no es que experimentes con ellas si no que pueda servir cuando la necesitemos en cualquier apagón de luz.
2º  Que no juegue con el fuego pues es un peligro hacerlo y menos en el hogar.
     Nuestras vidas muchas veces son parecidas a las velas, va pasando el tiempo y nos vamos gastando en cosas secundarias, problemas y objetivos mal planteados. Esto hace que no cumplamos una de nuestra función principal como cristianos que es "alumbrar con la luz de Cristo" Y cuando lo hacemos es con el resto que nos queda, por lo tanto muchas veces lo hacemos poco y sin fuerza.
     En Mateo 5. 14 - 16  pone: "Vosotros sois la luz del mundo, una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder (15) ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud si no sobre el candelero y alumbra a todos los que están en casa (16) Así alumbre vuestra luz delante de los hombres para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos".
    Ahora bien ponte a pensar en todo el desarrollo del día, y veras como muchas veces nos complicamos la existencia con cosas arbitrarias que lo único que hacen es que perdamos las oportunidades que podemos tener para alumbrar con la luz de Cristo, luego es cuando en un acto de remordimiento de conciencia ponemos algún versículo en las redes sociales pensando que así hemos cumplido. Hay que estar preparados para cuando pidan razón de la esperanza que hay en nosotros como pone en las escrituras, ¿estas esperanzado? ¿Hay un brillo especial en tu vida? ¿Estas alumbrando?




No hay comentarios:

Publicar un comentario