domingo, 10 de noviembre de 2013

Jesús y los derechos humanos

"Los Derechos Humanos son aquellas "condiciones instrumentales que le permiten a la persona su realización"1 en consecuencia subsume aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos2 que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna, «sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición»."  Wikipedia.

     Vamos a realizar una serie sobre este tema tan actual en nuestros medios, bajo también un prisma cristiano y sobre todo de lo que podemos aprender de Jesús al respecto. Lo ideal, lo lógico seria poder establecer un bosquejo y tratar de seguirlo, pero vamos a decantarnos por ir hilvanando los temas en la medida que vayan saliendo, sacando pequeñas conclusiones y aplicándolas a nuestros medios.
     Donde cada uno se aplique el cuento tal y como lo sienta, siempre claro está con una actitud de sumar más que de restar.
     Los derechos humanos en su proceso histórico ha seguido el ritmo que en su momento se fue marcando,y fue en el siglo XVII  donde se empezó a entreveer de una forma oficial declaraciones sobre los derechos de las personas.Aunque no cabe duda que fue precedido por acciones reivindicativas históricas o pequeños movimientos al respecto en algunos ámbitos.
     De 1679  a 1689 Inglaterra empezó a incorporar a su constitución la declaración de derechos humanos, en Francia con motivo de la revolución Francesa se publicó algo en 1789.
    Pero fue mucho más tarde en consecuencia con la Primera y Segunda Guerra mundial donde en 1948 la ONU aprobó la "Declaración universal de los derechos del hombre" una garantía del individuo frente a los poderes públicos.
    No cabe duda que en base a muchas barbaridades que se cometieron sobre todo en la Segunda Guerra mundial , y haciendo una introspección histórica en la lucha por la abolición de la esclavitud, en la lucha de los derechos fundamentales de la mujer, el de los niños, etc... el alto precio que se ha pagado por todo ello, dio lugar a la declaración de los derechos. Una especie de memorándum de principios y valores para el ser humano, una garantía del derecho fundamental de libertad para el hombre y de otras cuestiones.
     Pero,la preguntas que queremos formalizar en base a todo esto es la siguiente:
     Si tenemos claro dichos principios ¿Porque son vulnerados actualmente? ¿Que está pasando con ellos? Aquellos principios que con tanto esfuerzo y lucha se lograron introducir ¿Porque en nuestro siglo XXI a penas se valoran? ¿Porque la sociedad gira la cabeza ? ¿Que tiene que decir Jesús al respecto? ¿Que opción ofrece el cristianismo a todo eso? ¿Que papel juega la Iglesia? etc..... ¿Que mundo vamos a dejar a nuestros hijos?

    El debate está servido, invitamos a todo el que lo considere de comentar, preguntar y analizar dicha situación. En Siguientes Posts iremos debatiendo el tema.


                                                                                                                    


     

2 comentarios:

  1. Este comentario lo han dejado en Facebook ya que no se podía acceder al post.

    Eliseo Noël el post no me deja. La sociedad según van pasando los años se va degradando, ha perdido la coyuntura social de la familia, la estructura familiar ha perdido peso, los abuelos ya no forman parte de la residencia familiar, los padres ya no son los que educan a sus hijos, por diversas causas, ya que los dos componentes que dirigen la familia trabajan,la escuela, y con ello el estado, es la que lleva la labor de la educación, y Al estado no le interesa la unión de las familias sino la disgregación,y con todo esto la sociedad ha perdido sus principios, sus conocimiento y educación y sin comentar nada sobre los valores religiosos que no se respetan, y menos si consideramos que la iglesia a dejado de ser el lo que debía ser luz, voz y precursora de los derechos de la sociedad que en un principio estaban basados en la palabra de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Entonces coincidirás conmigo que hay una carencia de valores a todos los niveles

    ResponderEliminar