martes, 19 de noviembre de 2013

Running cristiano

 

Filipenses 3:14

Reina-Valera 1960 (RVR1960)
14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

   
     Hace falta tiempo para darse cuenta de la profundidad y dimensión del cristianismo, desde afuera se observa como una conducta pietista marcada de normas y de legalismo, pero desde adentro verdaderamente se observa como un proceso con un punto de partida y una andadura o camino por recorrer.
    Jesús en su momento vino  con una misión especifica de salvación para el ser humano además de "cumplir la ley" de los profetas  del Antiguo Testamento y de demostrar "el poder de la gracia que opera en nosotros".
    Ahora bien ,la opción que elijamos  en cuanto a nuestro andar diario vendrá marcada en donde queramos poner nuestro énfasis.
    Aunque pasajes claros como  "no ha justo ni aun uno" y porque "la paga del pecado es la muerte mas la dádiva es la vida eterna" y muchos mas, nos lleva a considerar que estamos todos metidos en un proceso, en una carrera donde hay que ir salvando obstáculos y reconociendo en nuestra condición miserable que Dios nos está perfeccionando.
      Y porque cada día estoy más convencido de procesos y  no de hechos puntuales, y nuestro caminar claramente es un proceso , a veces de aprendizaje mediante nuestros errores , a veces por lo que vamos entendiendo a la luz de la palabra de Dios y a veces por lo que la vida misma nos depara.
     Por lo tanto, no nos queda otra que caminar y por el camino  ir sembrando, quizás a veces recojeremos el fruto y a veces no, pero lo que si que esta claro es que estamos metidos en un RUNNING CRISTIANO  o marcha de resistencia que finalizará el día que Dios lo decida en nuestra vida , aunque muchas veces nuestro avance haya sido tres pasos hacia adelante y dos hacia atrás.
     La pregunta es :
     ¿si llevamos la indumentaria adecuada y una condición espiritual para avanzar?


No hay comentarios:

Publicar un comentario